Presentado por:

Electrolux

Hogar sustentable: conocé los hábitos indispensables

¿Querés contribuir con el uso consciente de recursos naturales y no sabés por dónde comenzar? ¿Qué tal hacerlo por tu hogar? Te presentamos aquí algunos hábitos que harán que optimices el uso de agua, electricidad, ropa y aliment

17/02/2020

Tener una vida más sustentable comienza en el hogar. Después de todo, allí es donde pasamos la mayor parte del tiempo y cumplimos rutinas diarias que representan buena parte del uso de recursos como agua, alimentos y electricidad.

Muchas veces no tenemos ni idea de cómo emprender cambios que nos hagan llevar una vida  más sustentable, sobre todo cuando pensamos que nuestro aporte puede ser muy pequeño en relación a la magnitud del problema de la escasez y desperdicio de recursos en el mundo.

Lo cierto es que estamos en el año 2020 y la carrera hacia la sustentabilidad ya no es una opción sino una necesidad. Por eso, separamos aquí algunos hábitos que podés incorporar fácilmente en tu casa. ¡Conocelos  e implementalos vos también!

desayuno

Calefacción

La calefacción representa el mayor consumo energético en los hogares argentinos. Por eso, adquirir hábitos sustentables al respecto ya supone un impacto positivo.

Lo primero que podés hacer es regular la calefacción a 20°C durante el invierno. De acuerdo a las recomendaciones sobre ahorro energético del Ministerio de Desarrollo Productivo, esta temperatura es suficiente para mantener el confort térmico en la mayoría de las zonas climáticas de la Argentina. Cada grado que bajemos en el termostato en invierno puede representar entre un 10% y un 20% de ahorro, dependiendo del tipo de clima.

También evitá calefaccionar los ambientes de tu casa que no estés utilizando, cerrá persianas y cortinas durante la noche y, sobre todo, realizá el debido mantenimiento a tus aparatos de calefacción. Se recomienda cambiar los equipos con más de 15 años por artefactos más modernos.

café en la mesa

Aire acondicionado

En verano, también hay que ser cuidadosos con el uso del aire acondicionado. Regular la temperatura a 24°C, hacer la limpieza de los filtros al comienzo de la temporada, usar el ventilador tanto como sea posible y mantener cerrado el espacio donde vas a encender el aire son hábitos indispensables.

Los sistemas split de frío-calor son excelentes aliados, porque en su función calor son más eficientes que cualquier otro sistema de calefacción a gas y en frío también son relativamente económicos.

 Sala de estar

Aislamiento térmico

Sea para frío o para calor, otro punto muy importante es el aislamiento térmico de la vivienda: aislar bien las paredes, techos y pisos puede llegar a representar una reducción del consumo de calefacción y aire acondicionado de entre un 35% a un 70%.

Para eso, una buena opción son las puertas y ventanas que disminuyan las infiltraciones de aire, como las de doble vidriado hermético (DVH), que evitan puentes térmicos.

ventana

Uso del lavarropas

Otra área donde es fundamental incorporar hábitos sustentables es en el lavado de nuestras prendas.

¿Sabías que entre 80% y 85% del consumo de electricidad del lavarropas se utiliza para calentar el agua durante el lavado? Si querés ser más sustentable, evitá usar el agua caliente y reservala para casos de prendas sucias de grasa — por ejemplo — o contaminadas con moho y hongos.

Inclinate por los ciclos cortos de lavado, que consumen menos energía y agua, y a las cargas completas separadas por tipos de tela y colores. Contrario a lo que mucha gente piensa, los ciclos largos no siempre lavan mejor. Asimismo, lavar la ropa cuando no está sucia sino usada, no es un hábito de hábito de pulcritud sino de derroche de dinero en jabón, suavizante, agua, electricidad y, a mediano plazo, de ropa.

Lo mejor es tener un lavarropas eficiente que te ayude a mantener tus prendas en perfecto estado, por más tiempo. Así, evitás comprar ropa en exceso. Una excelente opción es el Lavarropas Carga Frontal Electrolux ELAF08W 8kg, que cuenta con eficiencia energética A++, posee 15 programas de lavado y capacidad de centrifugación de 1200 rpm, que ayuda a dejar la ropa lo más exprimida posible, evitando que usés el secarropas sin necesidad.

lavarropas

Ahorro en el baño

Uno de los enemigos de la sustentabilidad en el hogar es el uso del agua en la ducha, ya que el agua caliente es el segundo mayor consumo energético en los hogares argentinos. Limpiar y hacer mantenimiento del calefón o el termotanque no es una opción sino una obligación, especialmente si la llama del aparato crepita o está amarilla o roja y no azul.

Cada minuto de la ducha abierta puede consumir hasta 45 litros de agua. Entonces, si necesitás relajarte, mejor tomá una siesta antes de pensar en una larga ducha caliente. Otros hábitos también ayudan: los dispositivos aireadores o nebulizadores para las canillas, muy fáciles de colocar, pueden reducir entre 35% y 50% de su consumo de agua.

cortina de ducha

Consumo de alimentos

Entre los frentes clave en la batalla por la sustentabilidad, sin duda uno de los más importantes es el consumo consciente de alimentos.

Comenzá analizando qué tanta comida consumís en una semana, quincena o mes e intentá ajustar tus compras de vegetales, carnes y artículos de almacén a eso. Recordá, por ejemplo, que para producir 300 gramos de carne, son necesarios 10 mil litros de agua y se deforestan 17 metros cuadrados de bosques.

De acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un tercio de los alimentos producidos en el mundo van a parar a la basura. Un estudio local de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca indica que en Argentina este desperdicio podría llegar a los 16 millones de toneladas. Por eso, si querés ser sustentable, evitá comprar lo que no vas a comer.

Otra manera de contribuir es evitar comprar alimentos como frutas, verduras y cereales que vengan en empaques plásticos innecesarios, lo que se conoce en algunos lugares como “comprar a granel”.

Hoy en día, para incentivar el consumo, los supermercados empacan en bandejas de telgopor cosas tan absurdas como una (única) banana ¿Es tentador comprar todo empacadito? Sí, pero pensá que ese telgopor no es reciclable y probablemente va a terminar contaminando suelos, ríos y mares.

Llevá tu bolsa de tela al mercado y evitá usar las plásticas, que también son pésimas para el medio ambiente — incluso aquellas que se distribuyen como biodegradables.

Verduras en la mesa

Conservación de la comida

Ya en casa, una buena forma de ser más sustentable es contar con una buena heladera que te ayude a conservar los alimentos en buen estado por más tiempo, con un gasto eficiente de energía.

La Heladera Multidoor Electrolux DM90X Inverter 681lts, por ejemplo, tiene clasificación energética A+ y sistema Inverter, una tecnología inteligente con sensores que regulan el compresor para mantener una temperatura uniforme en la cabina y conservar los alimentos por más tiempo.

En líneas generales, las heladeras no frost (las que no hacen escarcha) con compartimientos con temperaturas específicas, dispensador de agua y hielo en la parte externa, freezer con puerta independiente y diferentes programas de enfriamiento son las que más contribuyen con la sostenibilidad, porque las abrís menos y gastan menos electricidad para conservar los alimentos.

Otros hábitos que podés implementar son: no guardar alimentos calientes en la heladera, no mantenerla abierta sin necesidad, verificar los burletes (gomas) de las puertas y cambiarlos si están deteriorados y por lo menos una vez al año limpiar la parte de atrás del electrodoméstico.

frutas y verduras

Iluminación y aparatos en stand by

Otro de los campos en los que puedes iniciar hábitos sustentables en tu hogar es en el de la iluminación y el uso de la tecnología.

En Argentina existen 4 tipos de tecnologías de iluminación: lámparas led, de bajo consumo, tubos fluorescentes y lámparas halógenas. Las que más gastan electricidad y las que menos duran son las halógenas. Las de led, aunque son bastante más caras, duran 7 veces más y consumen 8 veces menos electricidad.

Aquí, lo mejor que podés hacer es analizar las necesidades de iluminación de tu casa, porque no todos los ambientes tienen los mismos requerimientos.

Otro punto importante son los equipos tecnológicos, como televisores, computadoras, módems, enrutadores, cargadores de celular, monitores, parlantes e impresoras ¿Vos sabías que en una vivienda los aparatos en stand by puede representar el 15% del consumo mensual? ¡Es un montón!

Un hábito fácil de implementar es mantener estos aparatos conectados a zapatillas reguladoras de voltaje con interruptor. Solo tenés que prender o apagar la zapatilla para desenchufar los aparatos.

comedor

***

Estos son solo algunos de los hábitos indispensables para tener un hogar más sustentable.

Hay, con toda seguridad, muchos más que podés abrazar para hacer tu vivienda más eficiente: reciclaje de plástico, papel, metal y vidrio; reducción de basura inorgánica y uso de productos de limpieza naturales, como bicarbonato de sodio, limón y vinagre, son solo algunas otras prácticas que impactan positivamente en el cuidado del medio ambiente.

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home