Presentado por:

Electrolux

Todo lo que necesitás saber antes de comprar un lavarropas

Es uno de los electrodomésticos de mayor uso y que más años puede durar en una casa. Pero para asegurar su buen desempeño es importante tener en cuenta algunas cuestiones.

07/11/2019

No es un producto barato. Pero si lo elegís correctamente, el lavarropas puede acompañarte por varios años. Y aunque muchos en el mercado puedan ser buenos y de calidad, no todos son ideales para todos los usos ni estilos de vida. Por eso, a continuación te compartimos algunos tips para que puedas tomar la decisión perfecta.

Tené en cuenta su capacidad

No vas a necesitar el mismo modelo si vivís solo que si convivís con tu pareja o tenés hijos. Los aparatos más chicos cargan unos 3 kilos, los medianos entre 5 y 6, y los más grandes llegan a 12. La ecuación es simple: cuanta más cantidad de ropa tengas que lavar por semana, mayor deberá ser la capacidad de tu lavarropas, para poder hacer menos lavados y así aprovechar tiempo y recursos. 

Si en tu casa son varios, el lavarropas de carga superior Electrolux Elac210s de 10 kilos es ideal, ya que además adapta automáticamente el agua en función del peso de la ropa, optimizando al máximo el consumo.

Ropa lavada en la lavarropasUna buena opción es adaptar automáticamente el agua en función del peso de la ropa

Mejor, automático

Existen dos tipos de lavarropas en el mercado: los automáticos y los semiautomáticos. Como su nombre lo indica, los primeros realizan todos los pasos del lavado sin que tengas que supervisarlo. Los segundos, en cambio, requieren más atención, exigiendo que el usuario programe los distintos hitos del proceso y active manualmente cada uno (lavado, enjuague, suavizante, centrifugado, etc.). Para que el electrodoméstico sea un aliado y no una tarea más en nuestra agenda, mejor elegir la versión automática.

Un lavarropas con una mujer metiendo la ropa dentro Cuanta más cantidad de ropa tengas que lavar por semana, mayor deberá ser la capacidad de tu lavarropas

Tomá medidas

Antes de salir de shopping, tomá medidas precisas del espacio donde entrará tu lavarropas, para saber hasta qué tamaño puede ocupar. Si tu lugar es pequeño, puede servirte un modelo de carga superior, que suelen ser más angostos y permitir ubicarse en sectores reducidos (tienen menos de 40 cms de ancho). Si en cambio estás pensando en ubicarlo bajo una mesada o contás con un espacio más amplio, el modelo de carga frontal, como el ELAF08W, puede ser ideal.

Cuidá la electricidad

Por el bien de tu bolsillo y también el bienestar del planeta, es importante prestarle atención a la eficiencia energética del aparato. El lavarropas es el tercer electrodoméstico que más energía consume en el hogar, tomando un 11,8% de la energía y un 14% del agua que utilizamos, por lo que es vital tener en cuenta su desempeño en esta área. El lavarropas Digiwash, por ejemplo, tiene calificación AAA, la más alta que un aparato de lavado puede obtener: A en Eficiencia Energética, A en Performance de Lavado y A en Eficacia de Centrifugado. 

Una salida de lavarropa con una tapando el cableEs importante prestarle atención a la eficiencia energética del aparato.

Muchos RPM

La velocidad del centrifugado es lo que determina qué tan seca queda la ropa después del lavado. Esto se mide en RPM (Revoluciones Por Minuto), yendo desde los 400 a los 1200 aproximadamente, y cuanto más alto el número, menor la humedad final de las prendas. Este dato debe tenerse especialmente en cuenta si el espacio para colgar la ropa es chico o tiene poca circulación de aire.

Elegí tus programas

Finalmente, es común perderse un poco entre las distintas opciones de lavado. Los modelos más nuevos suelen ofrecer una enorme variedad de programas, y en ocasiones no se sabe cuál elegir. Pero basta asegurarse de que cuenten con algunas variantes importantes como ciclo de ropa delicada, diferentes colores o la posibilidad de determinar la temperatura deseada. Según explican los especialistas, aunque un modelo ofrezca 20 programas distintos, los lavados se dividirán siempre en delicado o más firme. Dentro de estos se escalan distintas variantes de prelavados, lavados, enjuagues, centrifugado y vaciado, y el resto son combinaciones de estos con diferentes temperaturas y otros productos.

Un lavarropas con jeans dentro 

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home